Recuperación de la lengua materna

Cuentos nahuas de Puebla y Tlaxcala

El año 2019 ha sido investido por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas con el honroso título de Año Internacional de las Lenguas Indígenas y, desde 2000, el 21 de febrero se conmemora como el Día Internacional de la Lengua Materna. Parece oportuno, por lo anterior, aprovechar la presente coyuntura para reflexionar sobre la diversidad lingüística de México y los cada vez más notorios esfuerzos por visibilizarla, respetarla y preservarla.

Según datos del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI), hasta 2010, en nuestro país existían 11 familias lingüísticas, 68 denominaciones históricas y alrededor de 364 variantes, habladas por cerca del 7% de la población, con notoria preeminencia del náhuatl, el maya y el tzeltal. Otros reportes de la misma dependencia permiten rastrear los logros concernientes a la preservación y el cuidado de estas invaluables muestras de patrimonio inmaterial, como por ejemplo la certificación de intérpretes, la formación de docentes bilingües o la capacitación de hablantes de lengua indígena como promotores de programas sociales y de salud. En consonancia con las acciones gubernamentales, diversas universidades se han preocupado por apoyar iniciativas centradas en preservar la riqueza cultural, profundamente vinculada con el lenguaje.

Autor: Marrovi. Idioma náhuatl en Wikimania 2015. (2015). Fotografía obtenida de Wikimedia Commons: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Idioma_n%C3%A1huatl_(1).JPG

Una de las iniciativas académicas más llamativas logró concretarse en 2009, se trata de la recopilación, fijación y edición de cuentos orales nahuas de la zona del Valle de Puebla-Tlaxcala. El proyecto, financiado por la Northern Arizona University, fue parte de las actividades del Seminario de Estudios Modernos y de Cultura Acal-lan (SEMYCA), con base en San Miguel Canoa, Puebla, y corrió a cargo de Pablo Navarrete, coordinador del seminario y miembro de la Asociación de Escritores en Lenguas Indígenas (ELIAC). El resultado fue una antología bilingüe, Cuentos náhuatl de la Malintzin, reeditada en 2015 y disponible gratuitamente en la red.

A pesar de que se trata de una obra breve, en sus 136 páginas se conservan 12 bellas historias que, semejantes a la bruma matinal de la región, flotan enigmáticas y complacientes entre el relato popular, el mito y la literatura. Su lectura, tan entretenida como deleitosa, es una ventana al mundo nahua, a su cosmovisión, sus colores, su manera de experimentar la vida. Simultáneamente, como se declara en el prólogo, además de un testimonio es una útil herramienta didáctica, pues puede apoyar en el aprendizaje lo mismo del náhuatl que del español, sin mencionar que constituye un ejemplo auténtico de la producción literaria nacional.

En este día y en este año, cuando la necesidad de comunicarse es más apremiante que nunca, parece oportuno valorar la riqueza lingüística presente en nuestro país, ya que reconocer las virtudes y fortalezas de las lenguas que nos rodean es un sólido paso hacia el mejoramiento de las complejas dinámicas que hoy rigen la realidad mexicana. Entender esto es una de las vías más eficaces para tender puentes que nos permitan zanjar los conflictos y alcanzar, mediante la empatía y el respeto, el diálogo universal que solo es posible cuando la fraternidad se convierte en nuestra lengua materna.

Para celebrar este día…

Navarrete Gómez, P. R. (Comp.). (2015). Cuentos náhuatl de la Malintzin [Libro digitalizado]. Recuperado de http://www7.nau.edu/coe/seminario/Antolog%C3%ADaPDF.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s